Que hacer ante las situaciones difíciles de la vida

 

No se cuanto sabes sobre agricultura, yo se muy poco pero me encanta la belleza de los arboles y lo complejo de su crecimiento.  Cuando 

un agricultor ve la cosecha de lo que ha plantado, no hay satisfacción mas grande.

La poda es un proceso que los agricultores conocen muy bien, porque consiste en el corte total o parcial de las ramas vivas o muertas de los arboles.  Este proceso es necesario para que el árbol crezca mas fuerte, mas hermoso y pueda proveer mas frutos.  Sin embargo este proceso se realiza en momentos en específicos porque de lo contrario puede dañar la fortaleza y los frutos del árbol.

 

Asi como nuestro Dios creo a los arboles el tercer dia de la creacion y dedico todo ese día para formarlos de manera completa con toda su hermosura, de la misma manera nos creo a nosotros.  Y lo maravilloso de creer en el Dios de la Creación es que existe una gran similitud entre la vida de un árbol y la vida de nosotros como seres humanos.

Al igual que los arboles necesitan ser podados, tu también necesitas de ese proceso de purificación que es necesaria para la transformación del hombre y su crecimiento.  El proceso de poda de los seres humanos consiste en los momentos en que somos probados, son los momentos en que tenemos todo tipo de problemas, lloramos por el dolor de una perdida, sentimos que el mundo se detuvo y perdemos las fuerzas.

Sentimos que los problemas, sin importar el tipo que sea nos consumen y se llevan la vitalidad y el gozo de nuestra existencia.

En esos momentos el Señor en su palabra nos dice:

“Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, que yo los haré descansar”

También nos da la promesa:

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.”  Juan 16:33

Cuando estamos en el medio de la tormenta, no vemos la mano de Dios en ella, solo vemos desesperación y dolor, porque es difícil ser consolados cuando estamos en problemas, nos sentimos desprovistos, tristes y sin fuerzas para seguir hacia adelante.

Si eres un hombre o mujer de fe, en momentos difíciles, no importa lo que estés pasando, reconoce la supremacía de Dios en tu vida, a pesar de lo pesada que sientas tus cargas, eleva tu rostro al cielo y sentiras paz y liberación.

Nunca olvides que la poda es necesaria para que adquieras una fe mas robusta, una paz mas intensa y un testimonio experimentado de lo que Dios ha trabajado en ti.

Este proceso de purificación no es eterno, tus problemas tienen un final y una salida, y cuando encuentras esa salida, entonces  Ya no seras un espectador sino un testigo de lo que Dios ha realizado en ti.  lee mas sobre esto en el articulo ¿Eres un testigo de Jesús o un espectador?

Pon tu fe en acción con estos pasos:

Clama a Dios para que te sostenga, para que no te suelte en la prueba.

Dale las gracias por los pasos que haz caminado donde te ha sostenido.

Pídele que tome tu carga para si, no le pidas que te ayude porque no estas en condiciones de ayudar a tu Creador,

Dale a El lo que tienes y recuerdale cada día que la carga es de El no tuya.

Pídele que te hable y te guié el camino que debes seguir para salir airoso de tu prueba.

Permanece en silencio, dale tiempo para que El obre

Cuando termine tu proceso de poda, te aseguro que miraras hacia atras, y veras todas las veces que el Señor ha guiado y ha bendecido tu vida a traves de este proceso.

Nunca olvides de ” Echar toda tu ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de ti”   1 pedro 5:7.

Como siempre, tienes la libertad de compartir este articulo con tus amigos en Facebook, Twitter, Google Plus y Linkedin tal vez uno de ellos necesita leer este articulo para sentirse menos abatido y triste.

Que tengas un excelente día.  No olvides dejarme tus comentarios.  Dios te bendiga

 

Imagen cortesía de Adobe Spark

 

Leave a Reply