Los gordos debemos hacer dieta

Los gordos debemos hacer dieta.  Este frase es cruel decirla y escucharla cuando no sabes lo dificil que es hacer dieta y ejercicios.   En este artículo conocerás lo dificil, pero no imposible de bajar de peso.

Nunca había tenido la necesidad de hacer dieta en mi vida.  Siempre he sido una persona bastante delgada y el comer a cualquier hora, nunca fue mi preocupación. dieta

Recientemente entre en un proceso de bajar de peso, mi objetivo era el deseo de bajar el abdomen que tanto preocupa a las mujeres.

Junto a unas amigas, hicimos una apuesta de bajar 5 libras en un mes. Comencé a realizar cambios en mi alimentación que fueran un poco más sustanciales, ya que tengo una dieta bastante saludable, al no consumir carnes.

En este viaje tan innovador para mí, aprendí varias cosas que quiero compartir con mis lectores:

1. No hay forma de bajar

de peso sino realizas

ejercicios activos o de

alto impacto.

Me gusta mucho caminar y junto a mi esposo que hizo el trabajo de “entrenador personal” me di a la tarea de poner el cuerpo a trabajar fuertemente con una sencilla rutina de caminar y correr.

La sensación es bien gratificante y sientes que tu cuerpo cada día te pide más y más.

2. No hay forma en que

bajes de peso sino pasas

hambre.

Disculpen aquellos que son nutricionistas, pero de acuerdo a mi experiencia, no puedes comer todo lo que quieras y a la vez bajar el peso que deseas sino pasas hambre.

3. Tus porciones de

comida deben ser

reducidas.

Cuando estas acostumbrada a comer en exceso y no sentir en tu cuerpo los embates de ese apetito, te acostumbras a comer hasta saciarte,

sin embargo es importante que bajes  tus porciones y cuando haces eso, te quedas con hambre y debes cambiar tu mente de sintonía de inmediato para que esa hambre no tome control de tu mente.

4. No debes comer

después de las 6:00 de

la tarde.

No cabe duda que la comida de la noche es la que más te afecta.

Es importante que comas algo ligero, que engañes tu cuerpo con algo sencillo y luego decide el concentrar tu mente en la lectura, o en algo que llene tu mente, no tu estómago.

5. Debes tener Apoyo de

alguien.

Si tienes la determinación de lograr las cosas por ti misma (o) te felicito, pero aquellos que necesitan el apoyo de otros, sería bueno que consideraras hablarlo con alguien que sea de tu confianza.

Una persona que te ayude a no rendirte, que sea tu conciencia y que te ayude a seguir hacia adelante con la meta que te has trazado.  Eso fue parte integral de mi éxito.

6. Debes tener dominio

propio y fuerza de

voluntad.

Es imposible que te fijes metas sino tienes ese dominio propio de decirle a tu cuerpo que quien gobierna no es tu estomago sino tu mente.

Y esto mis queridos lectores es de suma importancia.

Debes entender que tu cuerpo no te puede  dominar con el deseo de comer.

Debes tener la fuerza de voluntad de decidir quién gobierna tu intelecto y tu entereza de hacer las cosas.

Debes ser fuerte en tu propósito.  Si tu meta es el tener una mejor salud, no hay razones para no doblegar tu apetito y consagrar tu pensar en lograr el blanco que te haz propuesto.

7. Pide dirección divina.

Cuando me di cuenta que estar a dieta, senti que no podía comer todo lo que quería, decidí ir a Jesús, mi Creador para que El me diera la fuerza de voluntad que yo necesitaba.

Contrate a mi Jesús como mi otro “Entrenador Personal”  cada vez que corría, oraba y le decía al Señor, “yo puedo con esto, tu eres mi fortaleza”

El fin de mi dieta fue el alcanzar mi objetivo.

Fue un proceso bien fuerte para mí y comprendí que debes ser apoyo para aquellas personas que están en sobrepeso y que constantemente luchan con eso día tras día.

8. No juzgues  los demás

Decir que los gordos deben hacer dieta y hacerte la pregunta de porqué no rebajan o no se ponen a dieta, es una expresión llena de ignorancia,

porque es fácil decirlo, cuando no sabes cuán difícil es ese proceso para aquellos que necesitan ayuda.

Entiendo que el exceso de grasa en nuestro cuerpo es una enfermedad de la cual tienes el control de poder erradicar; si sigues estos consejos y tomas la determinación de mejorar.

Recuerda, Este proceso es  difícil pero no imposible.

Si deseas embarcarte en este nuevo viaje de bajar de peso, te animo a que lo hagas poco a poco.

Esto es un proceso continuo de cambio de hábitos alimenticios, tus cambios deben ser graduales hasta que logres tu objetivo.

En la biblia hay un hermoso libro llamado Filipenses y en el capítulo 4, verso 13 nos dice: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”

Como siempre te invito a compartir este articulo en Facebook, Twitter 0 en tu red social preferida, tal vez tengas amigos que necesiten leer lo que he compartido contigo.

Déjame tus comentarios

 

Algunas imágenes cortesía de Adobe Sparks

 

Leave a Reply