Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

El hombre que tenía mucho, Reflexión de navidad

“En cierta ocasión había una familia que no era ni rica ni pobre.  Vivian en una pequeña casa de campo en Ohio.  Una noche se sentaron juntos para cenar y alguien tocó la puerta.

El padre se acercó a abrir. Ahí estaba un hombre viejo con ropa desgarrada, pantalones rotos y sin botones. Cargaba una canasta llena de verduras.

Le preguntó a la familia si querían comprarle algunas.  Ellos aceptaron porque querían que se fuera rápido.  Con el paso del tiempo, la familia y el hombre viejo se hicieron amigos.

El hombre le traía verduras cada semana a la familia.  Pronto se enteraron de que el era casi ciego y que tenía cataratas en los ojos.  Pero era tan amigable que aprendieron a esperar ansiosamente sus visitas y a disfrutar de su compañía.

Un día mientras entregaba las verduras dijo:  ” Ayer tuve la mas grande bendición.!  Encontré una canasta de ropa afuera de mi casa que alguien me dejó.  La familia, sabiendo que el necesitaba ropa, dijo: ” Que maravilloso”!

El hombre viejo y ciego, dijo:  La parte mas maravillosa es que encontré una familia que verdaderamente necesitaba esa ropa.”  Autor: Jerry Ullman.

Cuando leí esta reflexión por primera vez, me quedé sorprendida al comprender que este hombre, ante los ojos de los demás, carecía de muchas cosas materiales, pero en su interior, el sentía que tenía tanto, que podía compartirlo con aquellos que lo necesitaban mas que el.

Si nosotros pudiéramos ver la vida como este vendedor de verduras, atesorando todo lo que tenemos, seríamos capaces de poder desprendernos fácilmente para compartirlo con otros.

En estos días que celebramos la navidad, el nacimiento de nuestro Creador, te invito a que dejes a un lado aquellos pensamientos que te llevan a pensar en todo lo que no tienes y aprendes a atesorar lo que tienes a tu alrededor.

Después de todo la navidad es una época hermosa para compartir y contar aquellas bendiciones que haz recibido durante este año.

“Recuerda, la felicidad no depende de lo que eres o lo que tienes; depende solamente de lo que piensas.”  Dale Carnegie.

 

Como siempre puedes compartir este artículo con tus amigos de Instagram, Facebook, Twitter y la de tu preferencia. Tal vez alguien necesite contar sus bendiciones.

 

 

 

Leave a Reply